Aluminosis 4


UNA PATOLOGÍA FRECUENTE EN EDIFICIOS DE LOS AÑOS 50 y 60

La existencia de cemento aluminoso en estructuras de hormigón, que suele llamarse “aluminosis”, provoca una disminución de la resistencia del hormigón y puede poner en riesgo la seguridad estructural de un edificio. Es un caso que se da con cierta frecuencia en edificios construidos en los años 50 y 60 en territorio español.

En este blog se tratará el tema desde un punto de vista práctico, sin profundizar en aspectos técnicos, dando una visión general. ¿Qué es la aluminosis? ¿Por qué apareció? ¿A qué elementos afecta? ¿Cómo se detecta? ¿Que posibilidades de reparación existen? Trataremos de responder con concisión.

Edificio con Aluminosis

 

Contexto histórico, la fiebre del hormigón

La utilización del cemento aluminoso (cemento con alúmina) sólo se explica en un contexto de gran auge de la construcción, dado que este tipo de cemento proporcionaba al hormigón un fraguado mucho más rápido y utilizarlo reportaba beneficios industriales. Si unimos el boom constructivo a una industria del hormigón que todavía no había detectado los efectos de la alúmina en el hormigón, tenemos la explicación de por qué hay tantos edificios de la época afectados por aluminosis.

De hecho, un alto porcentaje de estructuras con cemento aluminoso no han sido diagnosticadas debido a que esta patología no es detectable a simple vista ni deja ver síntomas claros. Algunas obras de gran importancia, como el estadio Vicente Calderón o la Universidad de Alcalá de Henares tuvieron que ser parcialmente demolidas por desarrollar aluminosis.

 

Elementos más afectados, las viguetas pretensadas

Dado que el motivo de la utilización de cemento aluminoso era la mayor velocidad de fraguado y endurecimiento, es lógico que la aluminosis se presente casi siempre en los elementos prefabricados (viguetas) y rara vez en los elementos hechos in situ (pilares y vigas).

Es en los elementos prefabricados, generalmente las viguetas de los forjados, donde la reducción del tiempo de fraguado y endurecimiento tenía mayor influencia sobre el coste de la estructura debido a que permitía destensar antes las armaduras interiores, con el consiguiente abaratamiento del proceso industrial (el proceso de pretensado de las armaduras es costoso y depende del tiempo).

En el caso del hormigón armado hecho in situ, generalmente pilares y vigas, la reducción en el tiempo de fraguado y endurecimiento no reportaba tantos beneficios y por ello casi no encontramos elementos de este tipo afectados por aluminosis. Por supuesto que existen los pilares y vigas prefabricados -y podrían estar afectados- pero no es habitual utilizarlos en edificios convencionales (sí en edificios representativos o en obras de ingeniería).

 

Maneras de Diagnosticar la Aluminosis

Diagnóstico AluminosisComo hemos dicho, no puede diagnosticarse a simple vista sinó que se requiere de pruebas específicas de laboratorio. Los síntomas que aparecen en las viguetas afectadas por aluminosis (oscurecimiento del hormigón, oxidación, aparición de fisuras) son los mismos que los de otras patologías estructurales y no implican la existencia en los elementos de cemento aluminoso.

La aparición de estos síntomas, junto con la fecha de construcción del edificio (la aluminosis se da principalmente en las décadas 50 y 60 del siglo pasado) nos puede hacer sospechar de la presencia de aluminosis pero no se podrá asegurar en tanto que no se realice una o varias de las pruebas de laboratorio que determinan la presencia de alúmina en la pasta de cemento.

Dependiendo de cada caso se puede emplear, difracción de Rayos X, fenolftaleína, cloruros, prueba de oxina, prueba de sulfatos, etc. Algunos de ellos dan un diagnóstico directo mientras que otros se han de combinar para total certeza.

 

Posibles soluciones

El hecho de que un elemento estructural contenga cemento aluminoso no implica que sea inservible. Una vez que se ha corroborado la aluminosis hay que determinar el grado de daño que este tipo de cemento supone para el hormigón en cuanto a merma de resistencia para cada elemento concreto y su margen de seguridad.

El daño que haya sufrido el hormigón en bajada de resistencia, aumento de porosidad y corrosión de armaduras depende de las condiciones ambientales a las que haya estado sometido el elemento. En concreto, humedad y temperatura. Es por esto que forjados con las mismas viguetas de cemento aluminoso tienen mayor desgaste si se encuentran en cubiertas o en zonas húmedas (aseos, cocinas, vestuarios).

A partir de aquí, corresponderá realizar pruebas de resistencia de los elementos estructurales (diferentes de las pruebas de diagnóstico de la aluminosis) para determinar en cada caso y para cada zona del edificio la solución más adecuada. En función del daño y del margen de seguridad estructural se puede optar por:

-       No reparar los elementos, sólo protegerlos exteriormente contra la humedad y vapor de agua.

-       Reparaciones puntuales de los elementos afectados mediante morteros reparadores.

-       Refuerzo estructural de los elementos afectados mediante elementos añadidos.

-       Sustitución total o parcial de los elementos con aluminosis.

Reparaciones Aluminosis

Quede claro pues, que la diagnosis de la aluminosis requiere de pruebas de laboratorio, que el daño a los elementos afectados depende de las condiciones ambientales a las que se hayan visto sometidos, que la solución al problema no es única y que debe proponerla un técnico competente después de haber evaluado el alcance de los daños en cada zona.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

4 thoughts on “Aluminosis

  • Respuesta
    Manola

    Hola Sergi: Este article es mes tecnic pero tame te el seu interes. I com sempre la pela es la pela.
    Lo bo es que estos problemes tenen solució.

    • Respuesta
      Sergi Baixauli Autor

      És veritat, el tema és tècnic però al mateix temps és un tema que afecta a un bon nombre d’edificis que tinguen al voltant de 50 anys. En València capital es detecten encara a dia de hui bastants edificis de vivendas amb aluminosi i la veritat és que hi ha un poc de desconeixemnet per part del inquil-lins amb quines són les opcions possibles d’actuació.
      Gràcies pel seguiment.

  • Respuesta
    FRANCISCO TORRES IMBERNON

    En mi comunidad hay un 1% de aluminosis, en el sótano hubo que poner un refuerzo horizontal, en mi barrio cayeron ya dos torres por este problema, algunos propietarios, ahora para la limpieza del patio de luces, solicitan que se haga mediante una máquina CÄRCHER, que lanza agua con presión regulable, esto puede generar problemas de cara al futuro?, entendiendo que esta limpieza se haría como máximo cada dos años